Diverticulitis, la enfermedad que Fidel mantenía como “secreto de estado”

| 27 DE NOVIEMBRE DE 2016 – 00:10

 

Al hombre que gobernó con mano férrea la isla caribeña solo una enfermedad pudo apartarle del poder. En 2006, poco antes de cumplir los 80 años, delegó todos los cargos en su hermano Raúl.

El líder cubano Fidel Castro murió a los 90 años de edad, según informó la madrugada de ayer su hermano, el presidente Raúl Castro, en una alocución en la televisión estatal. “Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy, 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz”, indicó Raúl.

La noticia ha generado todo tipo de reacciones encasilladas principalmente en dos caras antagónicas: los que lamentan la pérdida del líder histórico y, por otro lado, los que celebran la partida del hombre al que consideraron un tirano.

Sin embargo, una de las preguntas que surge con esta noticia gira en torno al lugar en el que reposarán los restos del excomandante.

Última morada

Un luto de nueve días envolverá Cuba para despedir al líder de su Revolución. El duelo nacional fue decretado por el Consejo de Estado de la isla y establece que durante los nueve días en los que regirá “cesarán las actividades y espectáculos públicos” y la bandera nacional ondeará a media asta en los edificios públicos y establecimientos militares.Además, la radio y la televisión cubanas “mantendrán una programación informativa, patriótica e histórica”.

Los medios impresos oficialistas se han sumado al luto nacional y su tinta hoy será exclusivamente negra, en lugar del habitual rojo y negro del icónico diario Granma, o el azul y negro de Juventud Rebelde, el rotativo de la Unión de Jóvenes Comunistas.

La Comisión Organizadora de las exequias avanzó de inmediato un calendario de actos que se irán sucediendo la próxima semana hasta culminar en el entierro de Fidel en Santiago de Cuba.

El comandante revolucionario había pedido ser incinerado. Tras la cremación, que tuvo  lugar ayer en un acto privado, las cenizas de Fidel Castro iniciarán un periplo por toda Cuba, de occidente a oriente, un recorrido inverso que rememorará la “Caravana de la Libertad” que el líder encabezó en 1959 al comienzo de la Revolución.

Los restos mortales partirán el miércoles 30 de noviembre desde La Habana y recorrerán la isla durante cuatro días hasta llegar a Santiago de Cuba, antes, los cubanos tendrán dos días para despedirse de Fidel en La Habana, en la emblemática Plaza de la Revolución.

Asimismo, mañana y el martes entre las nueve de la mañana y las diez de la noche, la población podrá “rendir homenaje y firmar el solemne juramento de cumplir el concepto de Revolución, expresado por nuestro líder histórico el primero de mayo de 2000, como expresión de la voluntad de dar continuidad a sus ideas y a nuestro socialismo”, agrega el comunicado de la Comisión Organizadora.

Otro evento popular está programado para el 3 de diciembre en la Plaza Antonio Maceo de Santiago, una vez que las cenizas de Castro lleguen a esa ciudad.

El entierro está previsto para el 4 de diciembre, cuando se celebrará una ceremonia de inhumación en el cementerio de Santa Ifigenia y según las normas que rigen el luto nacional y que prohíben la celebración de espectáculos, quedó cancelado el concierto que el tenor español Plácido Domingo iba a ofrecer ayer en el Gran Teatro de La Habana y que había generado una enorme expectativa.

“A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos”

Enfermedad

Al hombre que gobernó con mano férrea la isla caribeña solo la enfermedad pudo apartarlo del poder y, en 2006, poco antes de cumplir los 80 años, delegó todos los cargos en su hermano Raúl. Sobre la enfermedad que padeció, y que lo mantuvo entre la vida y la muerte, nada se explicó oficialmente, aunque la tesis más extendida es que sufrió una “diverticulitis” derivada en peritonitis después de tres operaciones fallidas. El mismo Castro declaró  su afección como secreto de Estado.

Los divertículos son pequeños, abultados sacos o bolsas que se forman en la pared interna del intestino. La diverticulitis ocurre cuando estas bolsas se vuelven inflamados o infectados. Con mucha frecuencia, estas bolsas se encuentran en el intestino grueso (colon).

Durante esos años, no faltaron constantes especulaciones sobre su estado de salud; sin embargo, para sorpresa de propios y extraños, Fidel comenzó a reaparecer en 2010 en actos públicos en una especie de “resurrección” donde emprendió una particular “cruzada” en la que se dedicó a analizar cuestiones de índole internacional como el peligro de una guerra nuclear, el problema de la alimentación mundial o la crisis del sistema capitalista.

Las últimas imágenes de Fidel Castro son del pasado 15 de noviembre, cuando recibió en su residencia al presidente de Vietnam, Tran Dai Quang; y la última vez que se le vio en un acto público fue el pasado 13 de agosto, con motivo de su 90 cumpleaños en un acto en el teatro Karl Marx de La Habana. En esa ocasión se vio a Castro con un aspecto frágil, vestido con un chándal blanco y flanqueado por su hermano Raúl y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Desde su cumpleaños también recibió en su domicilio a otros mandatarios como el presidente de Irán, Hasán Rohaní; el de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; y los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe; de China, Li Keqiang, y Argelia, Abdelmalek Sellal.

En abril, en el XVII Congreso del Partido Comunista de Cuba, Fidel Castro también reapareció y pronunció un discurso que sonó a despedida y en el que reafirmó la fortaleza de las ideas de los comunistas.“A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos, como prueba de que en este planeta si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos”, afirmó Castro en esa ocasión. También sufrió en los últimos tiempos la perdida de grandes amigos como el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez;  el expresidente sudafricano Nelson Mandela, y la de Gabriel García Márquez.

 

Cuba y EEUU

 

Fidel Castro fue testigo silente de uno de los principales acontecimientos en la historia de la revolución cubana: el restablecimiento de relaciones entre Cuba y EEUU, el “imperio” al que por décadas dedicó sus más feroces críticas.

Tras la noticia, Obama afirmó que será la historia la que “registrará y juzgará el inmenso impacto” de la “singular figura” que fue el fallecido líder cubano. Por su parte y en desacuerdo con el actual mandatario, Donald Trump declaró que Castro fue un “brutal dictador” que “oprimió a su propio pueblo”.

Al respecto, Cristian Rojas, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de la Sabana, manifestó que “la noticia llega tras tímidas reformas que se han hecho en Cuba y un acercamiento a EEUU que no se traduce en democratización y libertades”. Así las cosas, consideró el experto “la ausencia del líder de la revolución da cierta esperanza sobre cambios más contundentes en la isla, también por el cambio de administración en la Casa Blanca”.

¿Qué viene?

Para Andrés Barreto, máster en Estudios y Asuntos Internacionales y miembro de la Academia Colombiana de Derecho Internacional, Raul Castro y el partido comunista “deberían tomar la noticia como la posibilidad de cerrar una era y abrirse al siglo XXI”.

“Con  la muerte de Fidel, Cuba puede tener la buena noticia de que va a darse un régimen de transición” y “Ojalá sea así, porque vivir 60 años en una dictadura es inmanejable e insostenible”, resaltó.

Impacto 

Con respecto a la manera como se recibe la noticia, Rojas aseguró que esta varía dependiendo de la valoración que se tenga del personaje. “Para algunos es un héroe que luchó contra el Goliat del imperialismo norteamericano”, aseveró. No obstante, para otros “es simplemente un tirano que quedará en la historia de la infamia como un enemigo de la libertad”, dijo.

“En todo caso, a nadie le es indiferente porque se trata de un referente de gran calado y un símbolo reconocido más allá de América Latina”, puntualizó.  Por su parte, Barreto expresó que el acontecimiento “pone fin a una era”. “Fidel Castro fue un personaje histórico, independientemente de si su legado es bueno o es malo”, advirtió.

A su juicio, la huella que deja Castro es  “indeleble en muchos temas” como, por ejemplo, en la protección que les proveyó a la guerrilla colombiana¨ y “su resistencia contra los EEUU”; sin embargo, aseguró que el líder cubano “llevó a la isla a la opresión y la pobreza”.

http://www.elheraldo.co/mundo/diverticulitis-la-enfermedad-que-fidel-mantenia-como-secreto-de-estado-306060

Anuncios
Categorías: Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s