“El Fallo de la CIJ es como el meteorito que cayó en Rusia”

Con estas desafortunadas palabras la Canciller María Ángela Holguín quiso hacer una analogía, no se si graciosa, del fallo proferido por la Corte Internacional de Justicia en el caso Nicaragua Vs. Colombia.

Como si no fuera poco nuestro pobre desempeño a nivel judicial internacional, la semana pasada se ventilaba un nuevo escandalo en cuanto a la participación de Colombia ante la justicia especializada, esta vez en materia de Derechos Humanos.

El abogado Rafael Nieto Loaiza fue “seleccionado” como agente defensor de Colombia en el caso del Palacio de Justicia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), una instancia seria y en la que Colombia ha salido históricamente mal librada por una variedad de factores, dentro de los que se cuentan el nombramiento de los mismos abogados de siempre, y la injerencia que tienen los militares – incluso ahora – en la línea de defensa, la escogencia de los agentes y la argumentación jurídica.

El hecho de que internacionalmente estemos haciendo lo mismo de siempre, y tal vez peor que antes, es una clara muestra del “nada cambia”.

En entrevista radial de esta mañana en BLU Radio, la titular de la cartera de exteriores no dejó mucha maniobra, y reiteró lo que ya sabíamos: que los cargos diplomáticos son determinados por las necesidades políticas, que el gobierno – o ella mejor – no ve problema en que haya recomendados, que no hay ningún recurso posible ante la CIJ al no haber hechos nuevos – aunque neciamente le vamos a pagar a la firma Volterra por “analizar” yo no se que -, y que la Cancillería es una oficina de trámite y no la rectora en materia de política exterior.

Todo lo que la señora Holguín dijo y trató de minimizar con su inexistente sentido del humor no es otra cosa que la poco divertida agenda en materia de política exterior que ha sido definida en el pasado por la lucha contra las drogas, el conflicto armado, y ahora regresa a su estado natural: el hecho de que son los políticos y los militares los que definen que es lo que se debe hacer en materia de relaciones exteriores, como lo demuestra el hecho de los nombramientos vergonzosos (como el de los señores Arana, Zuccardi, etc.), la “selección” del abogado defensor de Colombia hecho por los militares activos y en retiro (el doctor Nieto Loaiza), y el hecho de que la Cancillería esta más dedicada a tramitar nombramientos y documentos, que en retomar las riendas del penoso estado en el que se encuentra nuestra política exterior y el desgaste que es evidente en las ultimas encuestas de opinión.

Adicionalmente no deja de ser preocupante el hecho de que mientras Nicaragua nos tiende la mano permitiendo negociar acuerdos bilaterales de pesca, nosotros insistimos neciamente en hablar de “recursos” inexistentes ante la Corte, y mostramos los dientes diciendo que vamos a “proteger a nuestros pescadores”, cosa que jamás hemos hecho.

Aunque hoy quedó claro que la misma Canciller aceptó en la entrevista que no hay hechos nuevos, y por ende “se ve muy difícil la revisión” por parte de la Corte, esperamos que después nos cuenten quienes van a responder por los honorarios que se la van a pagar a los abogados ingleses y a los “asesores locales”  como el doctor Juan Daniel Jaramillo, que se la pasa renunciando y regresando como si esto fuera un juego.

Esperemos que por fin nos demos cuenta de que están nuevamente por vendernos la casa en el aire, y que quienes pagamos los $406 millones de Nieto Loaiza, así como los errores del Estado, al final somos todos los colombianos.

@andresbarretog

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s