50.000 RAZONES PARA ESTAR INDIGNADOS CON MERLANO.

50.000 RAZONES PARA ESTAR INDIGNADOS CON MERLANO.

Por: Andrés Barreto González

El senador del Partido Social de Unidad Nacional, Eduardo Merlano, quién se negó a presentar sus documentos y efectuarse una prueba de alcoholemia en un retén de la Policía Nacional, tristemente representa los abusos y atropellos de los políticos en nuestro país.

No creo que ni en el peor de los escenarios, el político sucreño hubiese imaginado que su despliegue de ostentación política y electoral iba a dar resultados tan adversos, no solo frente a los policías del reten a quienes quiso amedrentar, sino también frente a la opinión pública que literalmente lo “masacro” – con razón eso si –, en las redes sociales y en los medios de comunicación.

Merlano, quién con su actitud desafiante, mentirosa e irresponsable no solo irrespeto a los policías, al Congreso, a su partido y a Colombia, es un claro y vivo ejemplo de la clase política de este país, no me atrevería a decir “clase dirigente”, pues Merlano no se dirige ni a si mismo, y los “dirigentes” – gracias a Dios – no son exclusivamente políticos.

Este ilustre “padre de la patria” protagonizó un deplorable show de bullicio caribeño y diferencia de clases, extasiado por sus aparentes 50.000 votos – más tarde se sabría que eran 37.100 -, increpando a los policías y haciéndonos creer que requerirlo en un reten era un acto de irrespeto, y que los votos y la credencial de senador le permiten vivir por encima de la ley, o quizás, fuera de ella.

El señor Merlano es hijo de otro político sucreño de nombre Jairo Merlano, quién fue investigado por la llamada “parapolítica” aunque finalmente fue absuelto, sin embargo, Merlano padre permaneció prófugo de la justicia, y se llego a ofrecer recompensa por información sobre su paradero, finalmente se entregó. (Véase http://www.kienyke.com/historias/quien-es-el-senador-que-violo-la-ley/).

Respecto al episodio del señor Merlano basta con decir que, además de ser un irresponsable – haya estado borracho o no -, es un irrespetuoso, pues no solo agredió con su conducta a los policías, intento un tráfico de influencias en flagrancia para que los policías no lo requirieran, y los amenazó con su superior, quien desafortunadamente horas más tarde reaccionó desautorizando a sus subalternos y anunciado su traslado o retiro, actuación que finalmente le costó la cabeza.

Merlano dice textualmente en el video “se los digo de buena manera, a mí me parece que ustedes no saben qué es el sector público”, ¿a qué se referirá el doctor Merlano?, ¿a que en el sector público a los senadores no se les requiere, no se les piden cuentas?, ¿a que están por encima de la ley?

De este triste episodio – que no es el primero que protagoniza un político –, es para aplaudir la reacción ciudadana casi unánime de rechazo en contra del senador Merlano, en donde las redes sociales, las emisoras radiales y los foros de las páginas web de los periódicos, se convirtieron en testimonio claro contra la actitud, prepotencia, cinismo y descaro de este senador que no merece su curul, ni ninguna consideración.

También queda para reprochar la inoperancia de los comités de ética de los partidos, y la falta de autoanálisis de algunos políticos que lo que hacen es lograr el repudio general y una indignación total, y generan el rechazo de las instituciones en un país en donde estamos hasta el borde de los abusos de personajillos como éste.

Para recordar el hecho de que tristemente los partidos no hicieron la tan anhelada depuración que nos prometieron en la elección pasada, y en el caso de Sucre – como en el de muchos otros departamentos -, estamos viviendo verdaderas dinastías de familias vinculadas por años a todo tipo de conductas y actitudes, que, a la postre, generan estas reacciones como las del malcriado senador costeño.

Que lástima que el senador Merlano no sea recordado por presentar alguna iniciativa o un proyecto de ley, y que su única huella – como la de muchos de sus coterráneos -, sea haber heredado el poder y pasar de agache satisfaciendo sus intereses personales. Que triste también que en la Policía haya generales como Oscar Pérez, quienes no se modulan frente a un micrófono y se arrodillan ante las versiones “amañadas” de los políticos, que lástima que a este senador, al final del día, no le vaya a pasar nada …. seguramente, como los valientes agentes del retén, le saldremos a deber.

http://www.kienyke.com/kien-bloguea/50-000-razones-para-estar-indignados-con-merlano/

Anuncios
Categorías: Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s